Reducir la Demanda de Drogas, promoviendo el Desarrollo Comunitario y Estilos de Vida Saludables

La Coalición de ONG por la Infancia exige el fin de la violencia machista

Martes 5 de septiembre de 2017. Las niñas y adolescentes en el país también sufren la violencia machista. Los asesinatos de las jovenes Emely Peguero (16), Dioskairy Gómez (18) y Rosalinda Yan (18), son trágicos ejemplos.

Los feminicidios cometidos sobre estas jóvenes también nos muestran una realidad incontestable: el Estado dominicano no garantiza la protección de las niñas y jóvenes. Tres son las razones que sostienen esta afirmación.

En primer lugar, el Estado dominicano y el Sistema de Protección previsto en la ley 136-03 tienen la obligación de garantizar la prevención, denuncia, persecución de los victimarios y restitución de derechos para las víctimas en los casos de abusos. La niñez y adolescencia de este país merece espacios institucionales cercanos, confidenciales y protectores de sus derechos frente a las diversas formas de violencia que padecen.

En segundo lugar, el Estado continúa negando a las niñas y adolescentes sus derechos sexuales y reproductivos, entendidos como i.) Derecho a información para entender su salud sexual, ii.) Acceso a servicios de salud sexual y reproductiva de calidad y, iii.) Eliminación de la violencia basada en género. La niñez y adolescencia de este país tiene derecho a acceder la información necesaria para protegerse, tener la capacidad de optar y para lograr una vida plena en esta materia.

En tercer lugar, el Estado dominicano sigue actuando de forma reactiva ante las prácticas dañinas y vistas como “normales” por una parte de la sociedad como el matrimonio y las uniones de hecho entre adolescentes y adultos mayores, así como ante la creciente violencia ejercida contra mujeres por parte de sus parejas o exparejas. La violencia machista es un problema de salud pública y sus ejecutores deben ser perseguidos.

Ante esta situación, desde la Coalición de ONG por la Infancia exigimos con urgencia:

  1. Al Ministerio Público: la conformación de unidades especializadas para la atención a casos de violencia contra la niñez y adolescencia; así como la creación de casas de acogida para víctimas de la violencia de género.
  2. Al CONANI: mejorar la coordinación interinstitucional y la creación y reforzamiento de servicios de prevención y respuesta al abuso infantil (asistencia legal, medidas de protección, atención a la salud física y mental).
  3. Al Ministerio de la Mujer: mostrar los resultados del Plan Nacional de Prevención de Embarazos en Adolescentes.
  4. Al MINERD: actualización del currículo educativo que garantice el pleno ejercicio de los derechos sexuales y los derechos reproductivos de nuestros NNA.
  5. Al Ministerio de Salud: proveer servicios de salud sexual y reproductiva apropiados para las y los adolescentes y para su realidad territorial.
  6. Al Congreso Nacional: discutir el Anteproyecto de Ley sobre Salud Sexual y Salud Reproductiva y aprobar la eliminación del matrimonio infantil.

También hacemos un llamado a los medios de comunicación para revisar el tratamiento y el manejo de estos casos, ya que en muchas oportunidades la cobertura re-victimiza e incentiva el morbo hacia las mujeres, mirándolas como las únicas responsables de la situación y sin el debido cuestionamiento hacia las estructuras del Estado como garante de derechos.

Por último, invitamos a la sociedad dominicana a dar un paso adelante, apoyando a nuestras niñas en su paso a la adolescencia y la adultez. Estamos llamados a escucharles, orientarles y protegerlas. Las niñas y adolescentes no están listas para afrontar embarazos tempranos, ni relaciones con adultos mayores.

Practiquemos juntos la tolerancia cero al machismo que asesina a nuestras jóvenes y mujeres.

Publicado el 2017:09:12 a las 8:48pm